Intervención psicológica y salud

En la sociedad contemporánea, los trastornos que afectan gravemente a la salud, además de depender del paso de los años, ya no se deben mayoritariamente a enfermedades infecciosas. En muchísimos casos se relacionan con un estilo de vida poco saludable, tanto por sus demandas personales y sociales como por sus déficit o excesos comportamentales.   Tenemos como objetivo no sólo el tratamiento de enfermedades ya consolidadas, sino su prevención, además de aumentar la calidad de vida de las personas tanto a través de la promoción de la salud entre todas ellas como de la mejora del funcionamiento y bienestar de las que padecen enfermedades crónicas.   Para ello nuestra intervención incluirá:  
  • La aplicación de estrategias comportamentales para fortalecer la salud y prevenir la aparición de enfermedades que todavía no están presentes mediante el establecimiento de hábitos de vida saludables (por ejemplo, la utilización regular de la relajación para reducir la activación general del organismo y contribuir a prevenir trastornos asociados al estrés, consejo dietético, práctica regular de ejercicio físico etc.)
 
  • Empleo de estrategias para eliminar o controlar situaciones de alto riesgo y manifestaciones leves antes de que el problema se agrave (por ejemplo, dejar de fumar). 
  En todos los casos se buscará sustituir un estilo de funcionamiento cognitivo rígido por otro más flexible, así como fortalecer la percepción de autoeficacia de las personas.  
 

88H