Asesoramiento a padres. Hábitos Saludables desde pequeños.


El establecimiento de unos hábitos saludables es fundamental para nuestros hijos. Comer equilibradamente, hacer deporte, dormir las horas necesarias y ver menos la televisión son algunas de las costumbres que deben de aprender desde pequeños. No hemos de esperar a que tengan problemas de salud o sobrepeso para establecer unos buenos hábitos de vida.

Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte en nuestro país situándose por encima del cáncer y de las enfermedades respiratorias.  La prevención es, sin duda, la mejor opción. El juego y el deporte junto a una alimentación equilibrada, son los pilares de una vida saludable que podemos establecer desde la infancia.

Según los últimos datos aportados por la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada vez son más los menores que pueden tener problemas en el futuro ya que uno de cada cinco niños es obeso.  Por ello ha publicado hace unas semanas una guía sobre actividad física, sedentarismo y sueño para niños de cero a cuatro años, en la que recomienda que los niños menores de 5 años deben pasar menos tiempo con las pantallas y tener más tiempo para jugar de manera activa.

La etapa de 0 a 6 años es fundamental para instaurar hábitos y rutinas en los niños, y no podemos olvidar aquellos que ayuden a evitar la obesidad y a fomentar la actividad física. Si empezamos desde pequeños, cuando lleguen a la adolescencia y a la edad adulta, será más fácil que se mantengan activos físicamente.

Entre las recomendaciones hechas por la OMS se encuentran no sólo el limitar a una hora cómo máximo el tiempo dedicado a las pantallas (televisión, vídeos, juegos de ordenador, móviles, tablet), sino en evitar que los menores de dos años jueguen con ellas. También recomienda aumentar el tiempo de juego en el suelo e interaccionar con otras personas. Es importante que los niños realicen al menos tres horas de actividad física diaria a partir de un año y sustituir el tiempo dedicado a las pantallas por tiempo para leer, contar cuentos, acertijos, cantar, etc.

Recomendaciones de la OMS

Bebés (menos de 1 año):

  • Realizar actividades varias veces al día, jugando en el suelo e interaccionando con otras personas.
  • No pasar más de una hora seguida en carritos, tronas o mochilas.
  • No proporcionarles tablet, móviles, etc. para entretenerlos.

Niños de 1 a 2 años de edad: 

  • Realizar como mínimo tres horas al día de actividad física, de cualquier tipo e intensidad.  “Más es mejor”.
  • No pasar más de una hora seguida en carritos, tronas o mochilas.
  • No televisión, videos, juegos de ordenador, móviles, tablet, etc. hasta los dos años. A partir de esta edad no más de una hora al día. “Menos es mejor”.

Niños de 3 y  4 años de edad:

  • Realizar al menos tres horas de actividad física de cualquier tipo, dedicando una de ellas a actividades de intensidad moderada a vigorosa como puede ser saltar, correr, caminar rápido, etc.
  • No pasar más de una hora seguida en carritos, tronas o sentados.
  • No dedicar más de una hora al día de pantallas.

La aplicación de estas pautas durante los primeros cinco años de vida, favorecerá el desarrollo motor y cognitivo de los niños, así como su salud en general.

Hace buen tiempo y los días son más largos, aprovecha para poner en práctica estas recomendaciones.

Si necesitas asesoramiento en De Motta-Psicología y Salud podemos ayudarte.

Mar Fernández de Motta. Psicóloga Clínica Infanto- Juvenil y Médico.