¡Vamos de paseo!

Ayer fue el primer día de salida de los niños a la calle y después de ver algunas imágenes creo necesario recordar las pautas que debemos seguir, para que las salidas sean beneficiosas para todos y se pueda volver cuanto antes a la normalidad. Depende exclusivamente de nosotros.

Recuerda:

Tienes que mantener la distancia de seguridad (2 metros).

Lavarte frecuentemente las manos, imprescindible antes y después de salir a la calle.

Seguir las normas de duración, horario y distancia del domicilio.

Explica a tu hijo cómo quieres que se comporte, de forma clara y en positivo. Cuando se saben las normas, los niños se sienten seguros y se evitan problemas de conducta y rabietas.

Comunica el recorrido a realizar, previamente lo habrás tenido que decidir. Si pasa por un parque infantil y quiere ir a jugar, muéstrale como está vallado y que no hay otros niños.

Pon una alarma en el móvil y dile que cuando la alarma suene se ha terminado el paseo. Avísale 5 minutos antes para que se vaya haciendo a la idea.

Si no quiere salir no lo obligues, espera que se sienta más preparado/a y tenga más seguridad. Todos los niños/as no son iguales y aunque tengas muchas ganas de salir, no quiere decir que ellos también quieran.

No le hagas chantaje emocional para que obedezca. Informa de los riesgos de contagio sin provocar temor.

Durante el paseo refuerza positivamente su esfuerzo por cumplir las normas.

Es normal que de vez en cuando se le olvide lo que tiene que hacer, o se acerque a algún amigo/a que se encuentre. Con tranquilidad y serenidad recuérdale la norma.

Resuelve todas sus dudas y los miedos que le puedan surgir: menos gente, bares cerrados, etc. Que te cuente que piensa para que puedas ayudarle a afrontarlo.

Puedes aprovechar el paseo para centrar la atención en las pequeñas cosas que antes os pasaban desapercibidas, los árboles, los edificios, las calles… y para disfrutar de vuestra compañía, solo tenéis que pasear, sin prisas ni agobios.  Si quiere correr, saltar, etc. permite que lo haga, siempre respetando las normas de seguridad.

Y dejo para el final algo muy importante que no debes olvidar, la RESPONSABILIDAD. Si quieres que tu hijo/a sea responsable, tienes que serlo tú. Los niños/as aprenden con el ejemplo, si te saltas las normas eso es lo que les estás enseñando, por muchos sermones y explicaciones que le des, ellos van a aprender lo que haces.  Es RESPONSABILIDAD de todos cumplir las normas de seguridad. Actúa con empatía y conciencia social para servir de ejemplo a tus hijos. Aprovecha esta oportunidad para educarlos en valores y responsablemente.

#psicologia #psicologiapositiva #psicologosbenalmadena #yomequedoencasa #coronavirus.